Siempre hay flores para el que desea verlas



“Nuestros complejos son la fuente de nuestra debilidad; pero con frecuencia también son la fuente de nuestra fuerza”.

-Sigmund Freud-

Sublimar el sufrimiento no es tarea fácil, hace falta tener un alma grande para conseguirlo, y si alguien tiene capacidades y talento para conseguirlo son los niños. Es por eso que luego os hablaré de Ana de las Tejas Verdes. A través de la sublimación podemos llegar a reorientar el sufrimiento. Nietzsche, también al igual que Freud reflexionó a cerca de este concepto y el mecanismo para conseguirlo, en su opinión el Arte era la mejor arma para vencer el sufrimiento, "un Dios Salvador" porque supone un gran beneficio para nuestra salud mental. La sublimación es un mecanismo de defensa. Javier Cuevas del Barrio dedicó un apartado a este concepto en su tesis doctoral Entre el silencio y el rechazo - Sigmund Freud ante el arte de las vanguardias -


Y volviendo a como gestionan los niños sus emociones negativas, os recomiendo la serie "Anne with an "E", un soplo de aire fresco, basada en la novela de Lucy Maud Montgomery, Ana de las Tejas Verdes. Ana vive en un mundo de ensoñación, crea su propio Universo, dando esquinazo al sufrimiento que vivió en sus primeros años. Como no podía ser de otra forma, si os hablo de ella es porque las flores siempre están presentes en su vida, le hacen ver el lado bonito de las cosas.

Las flores y las mariposas la transportan a un mundo maravilloso, su pequeño paraíso, y es entonces tan grande su dicha que no hay palabras capaces de definir lo que ella siente, pero gracias a la percepción tan exacta del significado de las palabras que ella domina, es capaz de que su corazón se exprese. Ella hablaría así "...es tanta la dicha que embarga a mi corazón desolado que dos mariposas son mis alas volando hacia el Más Allá, realmente no sé como saludaré a Dios cuando le vea, ¿debo hacer una reverencia Marila? quizá le lleve un ramo de las flores del almendro, !son tan dulces, tiernas y esperanzadoras !adelantan una feliz primavera!



Anna es palabra y es flor. Os definiría esta serie como ingeniosa, tierna y crítica con convencionalismos sociales.

Apta para todos los públicos.

Os recomiendo ver el tráiler en Netflix:


https://www.youtube.com/watch?v=lxrj5--SiyQ


Estos días la televisión nos hace testigos del sufrimiento inmenso de los niños ucranianos, ellos tendrán que sublimar todas sus emociones negativas, el problema es que algunos son tan pequeños que no han desarrollado una herramienta fundamental para hacerlo, el lenguaje, hasta que lo hagan, el Arte puede ser, en palabras de Nietzsche su "Dios Salvador", la manifestación de todo su dolor. La mejor medicina no es química, eso es apenas una tirita, lo que cura es la palabra, la que expone a la luz los fantasmas que alberga nuestro inconsciente. Pintar, inventar cuentos o plantar flores y verlas crecer.



Un huerto o una simple maceta, plantar una semilla y descubrir el milagro de la naturaleza puede ayudar a que no marchiten los sueños en la infancia y es que...


Donde florecen las flores, hay esperanza.

(Lady Bird Johnson)


Con libertad, libros, flores y la luna, ¿quién no puede ser feliz?

(Oscar Wilde)


https://www.lysaflores.com/blog/disfrutar-de-las-flores-con-ninos/


Pero no me gustaría que después de leerme os sintierais tristes, es por eso que debéis pinchar en este enlace con el blog de lysa os sentiréis aliviados y una sonrisa sanadora iluminará vuestro rostro.